Nuevo relato: Un día más

Casi no llego a tiempo de publicar el relato de agosto…

Vale, sí, me he pasado de fecha un poquito, pero ha sido por un buen motivo: además de estar de vacaciones, mis energías creativas se han centrado en la que algún día será mi tercera novela…    (En mis mejores fantasías me imagino vuestra ilusión al leer esto. Si es así, aguantadla hasta que veáis el tocho libro que estoy escribiendo porque Helena y Dulce tienen un millón de cosas que contaros)  

Para que perdonéis el retraso os anuncio que este relato, este breve instante de vida, es romanticón, romanticón. La culpa la tiene Virginia Woolf y su maravillosa obra La señora Dalloway, que no es romántica, lo que se dice romántica, pero tiene una forma tan bonita de escribir que, tras leerla, este relato ha salido así.

Espero que lo disfrutéis y si no habéis leído a Virginia Woolf, os animo a hacerlo.

Feliz re-entrada al mundo escolar y laboral.
Mucho ánimo que en nada llegan las Navidades.

Un día más

5EBFBD56-6FDF-45E4-823C-0AEC1D72A3E2